Transformación del lenguaje: los neologismos surgidos tras la pandemia

 En Traducción especializada

El lenguaje, pese a lo que pueda parecer, es un ente vivo que se alimenta de las circunstancias que lo rodean. Avanza al igual que lo hace la sociedad y crece motivado por los cambios tecnológicos, cambios sociales, incorporación de anglicismos, e incluso, como en esta ocasión, por la irrupción de una pandemia mundial: la COVID-19

Normalmente esta transformación lleva un tiempo en consolidarse, un tiempo en el que la población la asume y la integra en su vocabulario, pero como hemos visto en este año y medio, siempre hay excepciones. 

Casi desde la primera semana que la pandemia llegó a nuestras vidas, no solo retomamos palabras completamente en desuso, véase “confinamiento”, “pandemia”, “estado de alarma”, sino que creamos nuevas para definir situaciones a las que nunca nos habíamos enfrentado como sociedad. Y es que esta es la definición exacta de neologismo: “acepción o un giro nuevo que es introducido en una lengua, por necesidad o por moda”.

Pongamos diferentes ejemplos: covidiota, importada de su versión inglesa covidiot, surge para describir de forma directa a aquellas personas que durante el periodo más duro de la pandemia, se comportaban de forma irresponsable; balconazis, para aquellos vecinos que desde sus balcones dictaban las normas a los viandantes; confitamiento, para hacer referencia a los kilos cogidos durante el tiempo que estuvimos sin salir de casa; plandemia de uso común para aquellos que defienden que la pandemia no es real, que se trata de un pan orquestado por una élite económica.

Esta última es una variante de la ya más que aceptada conspiranoia, que describe de forma clara esa fusión que se da en muchas ocasiones entre conspiración y paranoia. 

Para los traductores este desarrollo tan explosivo de neologismos supone un pequeño reto. En muchos casos, estos neologismos son propios de una lengua y no tienen traducción al idioma de destino. Entonces, ¿cómo se traducen? En Precise Translation solemos tratarlos cada uno por separado, analizándolos de forma individual y, de esta manera, decidimos si: evitar las modificaciones poniendo la palabra en cursiva. Esto es muy común en términos más específicos del mundo del marketing o de cualquier ámbito tecnológico; buscar un equivalente cultural que ofrezca una definición parecida o encaje con el contexto marcado; optar por el calco traduciendo literalmente la palabra, en caso de ser posible. 

¿Conoces algún neologismo más surgido en estos últimos meses? ¡Somos todo oídos! 

Recommended Posts
WhatsApp chat

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar